+34 663493312 info@vanesatantra.com

Algunas personas tienen una idea equivocada en cuanto a la percepción de qué es un masaje erótico, comunmente se suele confundir con un masaje con final feliz, incluso muchos piensan y lo comparan con el mundo de las escorts, camuflando así el sexo de manera discreta.

Un masaje erótico en condiciones es el que se realiza bajo técnicas tantra, y si hablamos de ello bajo un punto de vista profesional, garantizamos que ayuda a fortalecer y vitalizar el apetito sexual de las personas que lo practican.

Para realizar un masaje erótico, lo primero debe ser ambientar el espacio en el que se realiza, con una luz tenue, acompañado de unas caricias lentas y progresivas junto con movimientos lentos que potencien el placer, música que acompañe, y por supuesto, tanto masajista como como acompañante obligatoriamente deben estar desnudos. Una de las claves debe ser prohibido tener sexo, pero, ¿y por qué?, pues porque así se consigue una máxima y plena excitación, que es la encargada de hacernos recuperar nuestro apetito sexual en todos los sentidos.

El masaje erótico por lo tanto resulta un complemento excelente encargado de ayudar a incrementar la pasión, la excitación y la mejorar de nuestra vida sexual de pareja. Uno de los principales cometidos de esta práctica es despertar el deseo en nosotros mismos.

Las claves del masaje erótico

Lo más complicado quizás es realizar bien los movimientos con las manos, logrando empatizar y conectar masajista con masajeado, o ambos, si el masaje es interactivo, logrando no sólo relajar, si no erotizar. Por supuesto, no resulta sencillo, y requiere de mucha práctica, pero entrenando todo se consigue.

Durante la realización del masaje sensual cada mano hace una cosa distinta, ya que los movimientos nunca deben ser 100% rítmicos, porque de este modo lograríamos relajar, aunque no excitar. Podemos comenzar nuestra práctica por lo tanto con pequeños movimientos circulares con sentimiento e intención de excitar, combinándolos con la yema y la palma de los dedos, el dorso y el antebrazo y para finalizar de vez en cuando pasar las uñas al revés y con suavidad para lograr poner totalmente.

Como pretendemos conseguir una estimulación total, es importante acariciar la entrepierna, jugar a pasar tu boca, tu pelo y tus pechos por su espalda…etc, multiplicando así la sensación de erotismo.

Hasta aquí unas breves indicaciones y secretos para la correcta realización de un masaje erótico.

Por Masaje Tantra