+34 601 498 848 info@vanesatantra.com

Piensa en el estrés que te provoca una sola semana de trabajo, llega el fin de semana y lo único que piensas es en relajarte. ¿Que mejor manera de hacerlo que junto a tu pareja? Puedes disfrutar de unos días lejos del bullicio de la ciudad, ir a cenar o a tomar algo. Hoy te propongo algo más especial aún: una sesión de sexo tántrico para ti y para tu pareja.

El sexo tántrico es una práctica milenaria que te unirá a tu pareja tanto física como espiritualmente. Con estas 4 posturas disfrutarás de una experiencia extrasensorial, en la que se fusionaran vuestras energías para crear un vínculo más fuerte entre vosotros a la vez que mejora vuestra vida y deseo sexual.

Practica la sexualidad tántrica

Si no sabes cómo hacer sexo tántrico ¡no te preocupes! Es normal tener algunas dudas, lo más importante es que tanto tu como tu pareja confiéis el uno en el otro. Es muy importante que estéis relajados, solo así lograréis disfrutarlos al máximo.

Una buena manera para perder el miedo e iniciaros en el mundo del Tantra es probar una sesión de masajes tántricos para parejas con una masajista erótica especializada en técnicas tantricas. De esta manera estaréis más familiarizados con esta disciplina y lo practicaréis más seguros y confiados.

Mientras realizas estas posturas de sexo tántrico recuerda que uno de los dos debe permanecer pasivo mientras el otro realiza caricias y masajes sensuales en las zonas erógenas de la pareja, de esta manera conseguiréis orgasmos tántricos más intensos y duraderos.

  • Padm

    Para esta postura el hombre debe sentarse con las piernas cruzadas para que la mujer se siente en su regazo utilizando sus piernas para rodear el cuerpo de este. Una vez establecida la posición, el hombre debe apoyarlas manos sobre los hombros de la mujer para realizar la penetración de forma suave y controlada. Esta postura puede considerarse una variación de Yab Yum, una postura básica del yoga tántrico que representa la enseñanza central del Tantra: la unión.

  • Unpapad

    Esta postura inicia con los dos sentados, la mujer elevará su pierna ligeramente mientras el hombre la penetra. Esta postura debe realizarse muy lentamente, para que ninguno de los dos se sienta incomodo.

  • Vauidhurit

    Sentados, mientras establecen contacto visual el hombre y la mujer se abrazon por el cuello. La penetración se inicia suavemente sin que ninguno de los dos se suelte del abrazo.

  • Panipash

    En esta postura el hombre y la mujer se sientan frente a frente y se acercan entrelazando sus piernas. El hombre toma de los pies a su compañera, mientras ella hace lo mismo, e inicia la penetración sin soltarse.

¿Listo para poner en práctica las posturas que has aprendido? Entrégate al placer físico y espiritual que proporciona el Tantra.