+34 601 498 848 info@vanesatantra.com

La filosofía del Tantra es muy extensa y existen diversas interpretaciones, uno de los temas más tratados en esta tradición oriental es la relación del individuo con su cuerpo.

En una época en la que recibimos tantos estímulos para tener cuerpos perfectos, el Tantra se presenta como una alternativa que nos anima a aceptarnos tal y como somos. Una vez conseguimos alcanzar esa liberación podemos desprendernos de las cargas de lo que podríamos haber sido, aceptamos nuestras limitaciones y entramos en un espacio de confianza y paz interior total.

Para el Tantra el cuerpo es un templo sagrado, es la herramienta a través de la cual conseguimos el autoconocimiento. Nos invita a aceptarnos como somos, a conocer nuestro cuerpo y a no ponernos límites en lo que vivimos.

La sexualidad según el Tantra

La sexualidad en el Tantra se ve como sagrada, fuente de vida, una energía poderosa que si se realiza de forma correcta puede iluminarnos y elevar nuestras consciencia. El tantrismo nos propone un medio para alcanzar estos estados sensitivos: el sexo tántrico. Esta práctica además de proporcionarte placer sexual, te ayudará a liberarte de complejos y a entender mejor tu sexualidad.

El Tantrismo considera que el sexo es la energía básica del cuerpo, nos invita a aceptarlos y a disfrutarlo plenamente con total libertad, solos o acompañados. Con la ayuda del Tantra podemos conseguir aceptar nuestro cuerpo y vivir la sexualidad plenamente.

Esta filosofía acepta y entiende el sexo como algo natural, que forma parte de nuestra vida como seres humanos y no lo condena como algo de lo que deberíamos sentir vergüenza. Para muchas personas, practicar sexo tántrico es una forma de conectar a nivel espiritual y físico tanto con ella misma como con su pareja.

Las técnicas del sexo tántrico son variadas: penetraciones lentas, caricias suaves y prolongadas, orgasmos tántricos sin eyacular, largas sesiones de masajes tántricos. Todas ellas ayudan a crear un vínculo más fuerte y a experimentar un mayor placer y deseo sexual entre las parejas que lo practican.

Práctica la filosfia Tantra: acepta tu cuerpo y disfruta de tu sexualidad.