+34 601 498 848 info@vanesatantra.com

El yoga es una práctica muy útil para ampliar la conexión y la sensibilidad en una pareja, creando un vínculo más profundo espiritualmente el uno con el otro. Personalmente, me gusta experimentar posturas tantra yoga diferentes, recargando así la energía en pareja de forma eficaz. El sentimiento físico y psíquico de paz después de las sesiones es inigualable.

En este post te muestro algunos ejercicios sencillos para realizar con tu pareja. Dependiendo de vuestro nivel de flexibilidad, podéis modificar las poses para que resulten más sencillas. Lo que es importante es centrarse en la conexión y tiempo con su pareja, disfrutando así de la presencia del otro.

Es importante que fluya la comunicación para establecer sus diferentes niveles de flexibilidad y resistencia, y sobre todo, mantener el contacto visual prolongado con el otro. La sensación de tacto y la conexión a través de los pensamientos de cada uno sobre el otro de una manera no verbal también será un elemento a desarrollar.

Principales posturas de yoga tántrico

  • Yab Yum
    Esta postura ayuda a alinear la energía entre una pareja. El hombre se sentará con las piernas cruzadas sobre una colchoneta cómoda. A continuación, la mujer puede sentarse en la parte superior de los muslos de su pareja, cruzando sus tobillos detrás de la espalda de este. Utilizad los músculos abdominales y lumbares para manteneros rectos y alineados entre vosotros. Acercad vuestras frentes hasta juntarlas, tocándose suavemente. Respirar lenta y profundamente en armonía. Los ojos pueden mantenerse abiertos o cerrados.
  • Barco Pose
    Sentaros uno frente a otro en un suelo cómodo. Con las rodillas dobladas, os conectaréis entre vosotros mediante la colocación de las plantas de los pies contra las de tu pareja. Cogeros de las manos por fuera de las piernas. Tratar de enderezar vuestras piernas en un ángulo de 45 grados, manteniendo las plantas de los pies conectados. Podéis modificar esta postura en función de vuestra flexibilidad y nivel de confort. Es importante entrarse en el contacto táctil y visual.
  • Pose de Dancer
    Esta postura se centra en el equilibrio y tacto, así como el contacto visual. Se produce una especie de danza entre los dos. Comienza de pie frente a la otra persona. Mantén cogida una de las manos de su pareja. Luego, con tu otra mano, trata de alcanzar el tobillo o espinilla. Lleva la pierna detrás de ti, de forma gradual y lentamente, inclina la parte superior del cuerpo hacia tu pareja, continuando así el contacto visual.
  • Cuerpo a Corazón
    Una posición muy relajante y sensual ideal para realizar al final de la tarde o al principio del día. Mira en los ojos del otro. Sin hablar, mantén la conexión con los ojos. Cada uno de ustedes puede colocar la palma de su mano sobre el corazón de su pareja y sentir los latidos del corazón de cada uno; a continuación, céntrate en mantener una respiración lenta y armoniosa. Esta postura es una gran manera de profundizar la relación y pasar un tiempo tranquilo y relajado.

El yoga tántrico es una manera espiritual y sensual para conseguir una conexión más profunda con su pareja, aumentando así la atracción. Estas técnicas pueden ayudaros de una manera muy efectiva a fortalecer vuestra relación, disfrutando al máximo de vuestros momentos juntos.